Saltar al contenido

Leche materna en biberón

etapa de lactancia

Conociendo los beneficios de la lactancia materna y sabiendo que en algunos casos no es posible hacerla de manera directa, Leche materna en biberón y el uso del biberón viene a jugar un papel muy importante en la alimentación del bebé.

¿Qué pasa si le doy leche materna en biberón?

La mejor leche para el bebé es la materna. Suministrada en forma directa es lo ideal por ser natural, económica, sana y que este acto crea un vínculo afectivo estrechísimo entre la madre y el recién nacido; por esto la importancia de la lactancia materna prolongada.

Sacar la leche materna usando un extractor o saca leche y darla al bebé en biberón, es una práctica muy común que puede deberse diversos factores.

La principal razón es que la madre tenga que reincorporarse a su trabajo o estudios fuera de casa o que el recién nacido no sea capaz de mamar.

Otro motivo es que se deba dejar al lactante con otra persona ante la necesidad de salir de casa, o que el padre desee participar también en la alimentación del pequeño y para ello de aprender cómo dar biberón a un bebe

Siempre que se pueda retomar el método directo para amamantar al bebé, el usar el biberón con leche materna extraída, no representa ningún problema.

Guardar leche materna en teteros, ¿se puede?

Aunque existen bolsas especiales para la conservación de la leche materna, se tiene también otra alternativa como almacenar leche materna en biberones.

Para ello el biberón debe estar totalmente estéril. Esto se logra colocando el biberón en una olla con agua y dejarlo hervir con todos sus accesorios (tapas, mamilas).

Una vez que alcance el hervor, apagar y dejar reposar por 15 minutos.

Ya esterilizados, puede procederse a la extracción de leche materna a temperatura ambiente y verterla en el biberón e inmediatamente refrigerar o congelar, si fuera el caso.

Cabe destacar que la leche materna en la nevera se puede conservar de 12 a 24 horas y en el congelador de 3 a 12 meses, según el tipo de congelador.

La cantidad a almacenar en cada biberón no debe ser mayor a 60 mililitros.

leche materna en biberon

Calentar leche materna en biberón

Cuando el bebé toma la leche materna directamente del pecho, esta viene a la misma temperatura de la sangre, así que la disfrutan pues tiene la temperatura ideal.

En el caso de que se le suministre en biberones, sea que esté refrigerada, congelada o que haya sido extraída un tiempo antes de la toma, es recomendable calentarla y lograr una temperatura cercana o igual a la del pecho.

Para esto se puede hacer uso de el calienta biberones comercial. Otra alternativa es colocar en un bol agua templada y depositar el biberón con la leche. Moviendo regularmente para que toda la leche se aclimate; esto puede durar alrededor de 15 minutos.

Se debe recalcar que para no alterar la composición de la leche materna, es recomendable no sobrecalentarla. Tampoco es bueno recalentar leche materna, para así no alterar sus propiedades.

¿Es malo dar leche materna en biberón?

Absolutamente no es malo. El biberón está diseñado para la leche para bebés; no solamente las leches de fórmula o maternizadas, también es práctico para usarlo como recipiente para leche materna. Se dan casos donde la madre no puede, por diferentes razones, alimentar al recién nacido que está tomando leche materna y se debe recurrir a la lactancia con biberón.

Razones tales como enfermedad de la madre, en casos agudos de mastitis donde el dolor y la fiebre son intensos y el médico le recomiende suspender la lactancia.

También puede que el bebé sea de nacimiento prematuro o incapaz de amamantarse. Para estos casos es totalmente beneficioso el suministro de la leche materna usando el biberón.

Por otro lado tiene sus beneficios, evita la ansiedad que ocasiona a la madre conocer y aplicar las tantas posiciones para amamantar que existen. Ademas, se asegura una mayor duración de la leche materna al refrigerarla en biberones. Almacenarla en biberones también nos garantiza el óptimo estado en todas las etapas de la leche materna.

Leche materna en biberón cantidades

Como cada bebé es diferente, las cantidades son referenciales. En pequeños entre 1 y 6 meses podrían tomar entre 50 y 60 mililitros por toma.

Se puede comenzar con preparar biberones, con leche extraída con saca leche manual o extractor de leche materna, con 60 mililitros y observar si el lactante necesita más o menos cantidad. Pronto se aprenderá cuanta cantidad suele tomar.

lche materna en biberon

Leche materna en biberón fuera de casa

El momento en mamá o papá se ven en la necesidad de dar biberón con leche materna al bebé fuera de casa llega y con él las dudas acerca de como transportarla y conservarla.

Cuando se piensa estar fuera de casa por corto tiempo (1 o 2 horas), se puede calentar la leche al baño María o mediante un calienta biberones y llevarla tibia.

Si es posible guardarlo en un termo. Si se va a permanecer fuera de casa por más de 2 horas, lo recomendable es llevar la leche materna en el biberón fría.

En un envase o cava refrigerante, con un poco de hielo para mantenerla fresca. Calentarla cuando se le va a suministrar al lactante.

Si en cambio el bebé deberá ir a guardería, se utiliza el método anterior, y al llegar al sitio deberá ser refrigerada hasta que la vaya a consumir.

En biberón a demanda

Al igual que con la lactancia materna directa, el biberón también debe ser a demanda, sin establecer horarios y guiados por la necesidad del bebé. Esto es el consejo de muchos pediatras y especialistas de nutrición infantil.

Desde el nacimiento se debe identificar los signos que indican que el recién nacido tiene hambre. El llanto es el signo más tardío. Otras señales son que mueva su cabeza de un lado a otro, y haga lo mismo cuando algo le roce los labios o mejillas. También se llevaría las manos cerca de la boca.

El esperar a que llore nos presentará un bebé hambriento y agitado, que podría tragar mucho aire al succionar muy ansioso.

¿Cuándo empezar a darla en biberón?

Si el bebé está siendo alimentado con leche materna exclusiva y la madre debe separarse de él por causas mayores (ejemplo que la madre trabaje o estudie y debe reintegrarse), se debe comenzar a dar el biberón con la leche materna cuando tenga 3 o 4 semanas, para que se acostumbre.

Es recomendable, si se va a alimentar al bebé con biberón, que una vez que la madre esté de nuevo con él, continuar la lactancia directa, ya que esa es la única manera de estimular la producción y así no se perderán de los beneficios de la lactancia materna.