Saltar al contenido
Lactancia materna

Leche de vaca para bebe

Leche de vaca para bebés

¿Leche de vaca para bebé? no debes dudar que el mejor alimento para tu bebé es la leche materna. Ciertamente la Lactancia materna es la forma perfecta de aportar todos los nutrientes y vitaminas a tu bebé.

Sin embargo nos puede suceder que por diversidad de motivos no nos es posible continuar lactando, ¿trae beneficios de la leche de vaca para el bebe? ¿Es una opción apropiada?

Es probable que sepas que hace años sin importar la edad del bebé, era común transferirlo inmediatamente de la leche materna a la leche de vaca.

Sin embargo, hoy día la situación es diferente, ya que existe un sinfín de alternativas para la lactancia con fórmula para bebés.

Si estás convencida de continuar con la decisión de alimentar tu bebé con leche de vaca sigue leyendo este artículo para conocer aspectos importantes.

Como preparar leche de vaca para bebes

La mejor manera de proporcionar leche de vaca a tu bebé, es reducir su contenido calórico mediante dilución. La leche diluida reduce el exceso de proteínas, minerales y grasas que son difíciles de digerir para los bebés.

De no hacerlo recargarías de trabajo los riñones de tu pequeño, aun inmaduros para tan complicado proceso.

Es por ello que la leche de vaca que no ha sido modificada o mejorada no es apropiada para él, por lo que se debe adaptar de acuerdo a su edad.

Para preparar la leche de vaca según la edad del bebé, debes saber que normalmente cuando es para niños mayores de 1 año, se mezcla una cucharada sopera y rasa de leche completa en polvo en dos onzas de agua.

Como preparar leche de vaca para bebes
¿Realmente contiene la leche proteínas necesarias para tu bebe?

Para un bebé de 0 a 6 meses de edad, la preparación puedes hacerla de dos maneras.

La primera diluyendo una cucharada sopera y rasa de leche en 4 onzas de agua, más un 5% azúcar y 2% aceite.

La segunda opción es que a la leche completa de vaca sea líquida o en polvo, la diluyas con un 7% de azúcar, es decir, 7 g de azúcar por cada 100 cc de leche.

Para bebés de 6 a 12 meses de edad la preparación la realizas con Leche completa de vaca, líquida o en polvo a los dos tercios de la dilución normal con un 5% de azúcar.

Si es líquida, 67% de leche y 33% de agua, más los 5 g de azúcar. Mientras que en caso de leche en polvo, se deberá diluir 1 cucharada sopera y rasa de leche en 3 onzas de agua, más el añadido de azúcar.

En bebés mayores de 12 meses no se debe diluir, se debe dar en las proporciones ya indicadas

Como diluir leche de vaca para bebes

Es importante que sepas que cuando la leche se diluye disminuye su valor calórico, por lo que se le agrega azúcar y aceite, con el fin de complementar los ácidos grasos esenciales para su crecimiento y desarrollo.

Como ya te lo indicamos más arriba la mejor forma de diluir la leche de vaca cuando este es el único alimento que está a tu alcance para alimentar a tu bebé.

Es de suma importancia que mantengas las proporciones arriba indicadas para saber cómo preparar el biberón y cómo adaptarla al bebé.

Mejor leche para bebes

Existen muchos tipos de leche para bebés en el mercado. Descremada, entera, completa, enriquecida con calcio, semidescremada, hasta leche hidrolizada.

Distintas cada una en propiedades y nutrientes por lo que debe evaluarse cada una a la hora de elegir la mejor opción. La leche tiene lactosa, una proteína que los niños que no tienen problemas especiales con su composición es un buen alimento.

La leche de vaca se considera un alimento imprescindible en la dieta, brinda un gran aporte nutricional que debe ser aprovechado desde temprana edad.

Ahora bien, ¿cuál es la leche apropiada para niños? ¿Se debe escoger una marca específica? ¿Qué leche es mejor?

Mejor leche de vaca para bebes
La leche de vaca no es la apropiada leche para recién nacido, la mejor leche para bebés es la leche materna.

Durante los primeros meses de vida, el alimento más completo y nutritivo por excelencia, es el que directamente suministra la madre.

Es decir, la mejor opción es la leche materna, sin embargo a medida que tu bebé crece se hace necesario ofrecer alternativas nutricionales complementarias.

Si ya decidiste dar leche de vaca a tu bebé antes del año, es importante que escojas una leche de continuación fortificada, que contenga los nutrientes indispensables.

Fíjate que contenga calcio y vitamina D, y que además ofrezca otras vitaminas y minerales. Según la marca y el tipo de leche, la cantidad de estos nutrientes variará.

Leche de vaca para bebes de 6 meses

No nos cansaremos de mencionarte que ni por todas propiedades de la leche de vaca este no es un alimento ideal para un bebé menor de un año.

Como ya te lo explicamos, entre otras cosas la leche entera además de ser de difícil digestión para tu bebé. No posee los aportes de hierro ni vitamina C, necesaria en esta etapa, lo cual pudiera provocar anemia por deficiencia de hierro.

Mientras que la composición de la leche materna, hace que pueda digerirse aproximadamente en 90 minutos. La leche de fórmula, la leche artificial, y la leche de vaca tardan mucho en asimilarse, entre dos y tres horas.

Si aún con todo lo anterior sigues decidida a dar leche de vaca debes tener presente, que pudiera presentar algún tipo de alergia a la proteína de la leche en bebes o malestares asociados a la intolerancia a la lactosa.

Ponte vigilante ante cualquier cambio, ya que en ocasiones la irritabilidad que causa en el estómago provoca pérdidas de sangre que a veces ni notas.

Leche de vaca para bebes de 12 meses

Definitivamente el momento en el que el consumo de leche de vaca es seguro para un bebé, es a partir de los 12 meses.

Debe ser leche completa y no leche descremada, ya que los bebés necesitan de esas grasas para absorber mejor las vitaminas A y D.

Esto lo beneficiará neurológicamente, además de que seguirá ganando el peso adecuado. El consumo recomendado es de medio litro diario.

Ten presente que, si tu bebé tuviera 12 meses y aún está tomando leche materna, ofrecerle leche de vaca es parte de su alimentación complementaria.

En este caso sería un alimento más y no pasa nada extraordinario si la toma, además no requiere la misma cantidad mencionada, porque ya está tomando de tu leche.

Alternativas a la leche de vaca para bebes

Hoy en día la diversificación masiva de productos y alimentos con fórmulas para niños es tan grande que decidir a veces para la madre es una total odisea.

Y es que son tantas las opciones de leches así como de bebidas, que no es para menos desesperarse.

En todo caso lo primordial a tener presente a la hora de escoger alguna alternativa para tu bebé es fijarte que ese alimento posea la menor cantidad de grasas posible.

Especial cuidado con las leches descremadas o leche desnatada, ya que no tienen el contenido calórico requerido para tu bebé.

Jamás debes comparar tus requerimientos con los de tu bebe, ya que las necesidades son diferentes.

Pero si tu bebé resulta que es intolerante a la lactosa. La leche sin lactosa para bebes, como la leche de soja o leche de soya para bebés y sus derivados, como el yogurt será buen sustituto.

Este alimento es el sustituto más usado en caso de alergia a la leche de vaca. Existen otras alternativas no menos beneficiosas como, la leche de almendras y castañas, leche de coco, leche de arroz para bebés y de avena, leche de cabra y la leche de cáñamo.

Alternativas a la leche de vaca para bebes

Algunas de estas se ofrecen con sabores como la vainilla, pero es importante que tengas presente que contienen altos contenidos de azúcar y calorías agregadas.

¿Qué pasa si le doy a mi bebé leche completa?

Ahora bien, realmente que sucede con tu bebé menor de 12 meses cuando ofreces leche de vaca. Continúa leyendo y veras las desventajas que debes considerar antes de decidir si dársela o no.

La principal y más importante desventaja es el escaso aprovechamiento del hierro por lo que incrementa el riesgo de anemia.

Incrementas el riesgo de intolerancias o alergias a la proteína de la leche de vaca o lactosa. Esto también provoca un aumento considerable en la frecuencia de las dermatitis.

Aumentas el riesgo de presentar diarrea por contaminación en la preparación.

Ni hablar de la sobrecarga del riñón, que debido a la alta concentración de proteínas, de sodio, cloro y potasio la metabolización se hace muy lenta y pesada para su pequeño riñón.

Otro dato importante es que ciertos estudios han demostrado que los bebés que inician su alimentación temprana con leche de vaca tienen más riesgo de sufrir diabetes infantil.