Saltar al contenido

Lactancia Artificial

lactancia artificial

¿Qué es la lactancia artificial? ¿Cuáles son los beneficios de la lactancia materna y artificial y cuales sus riesgos? ¿Lactancia materna y embarazo?

Estas y muchas otras interrogantes, como la de que sea buena su producción de leche materna, se hacen las madres durante su período de gestación.

Aquí se ofrece información completa e importante con respecto al tema de la diferencia entre leche materna y de fórmula.

¿Qué es la lactancia artificial?

La lactancia artificial, también llamada lactancia con fórmula, consiste en alimentar al recién nacido o al niño en etapa de lactancia, usando un sustituto parcial o total a la leche materna.

Aunque nunca compite con los beneficios de la lactancia materna, este tipo de leche proporciona nutrientes adecuados para las necesidades del bebé que por cualquier razón no puede ser alimentado con leche materna.

Las leches de fórmula se obtienen a partir de la leche de vaca, pero son modificadas para intentar ser lo más parecidas a la leche materna en cuanto a sus grasas, proteínas, vitaminas y sales minerales.

Es usada en los casos en que la lactancia materna, por cualquier motivo, no es posible o es insuficiente. Cuando es insuficiente la leche materna para sustentar al bebé se usa lo que es la lactancia mixta o el uso de ambas.

Ventajas

Es claro que la lactancia materna exclusiva es la mejor opción para alimentar al bebé desde su nacimiento hasta los 6 meses. Aun así, existen situaciones en las que aunque la madre desee, no es posible amamantar.

Varias son las razones de este impedimento de proveer al pequeño en período de lactancia, de leche materna, entre ellas:

  • Que el recién nacido no tenga reflejo de succión o sea muy débil; esto ocurre muy frecuentemente en bebés de nacimiento prematuro.
  • Que la lactancia resulte sumamente dolorosa para la mamá.
  • Cuando por causas ajenas y mayores, se produce una separación total o parcial entre madre e hijo.
  • Por enfermedades en la madre que requiera administrar medicamentos que no sean compatibles con la lactancia.
  • La madre debe reincorporarse a su trabajo.

A pesar de todo, la lactancia artificial tiene sus ventajas:

  • Mayor libertad de movimientos para la madre.
  • Se conoce exactamente la cantidad de leche que consume el lactante.
  • La alimentación de la madre no está condicionada a la lactancia.
  • Por ser la leche artificial más tardía para su digestión, el bebé no tiene necesidad de comer con tanta frecuencia.

Riesgos

Aún en estos tiempos muchos profesionales continúan recomendando leche artificial a los lactantes, sin que los padres tengan claro que existen riesgos comprobados.

En oportunidades también se introduce alimentación complementaria antes de los 6 meses creyendo que el bebé eso es lo que necesita. Se debe informar a la familia los efectos secundarios de la leche artificial.

Son múltiples los riesgos a los que se somete al niño que no es amamantado o destetado antes de tiempo. El mayor de ellos es la mortalidad posneonatal, durante el primer año de vida y muerte súbita del lactante.

riesgos de la lactancia artificial

Otro de los riesgos es que con la leche artificial existe más probabilidades de que el lactante desarrolle procesos infecciosos gastrointestinales, urinarios y respiratorios, con 10 veces más probabilidad de hospitalización.

También se aumenta el riesgo para el pequeño, de padecer alergias y asma, sobre todo en niños con antecedentes familiares, así como dermatitis atópica.

Es posible también que disminuya la eficacia de las vacunas, aumenta la probabilidad de padecer diabetes mellitus, enfermedad celíaca incluso cáncer en edad adulta.

Psicológicamente la falta de la estrecha relación que se fundamenta entre madre e hijo, se relaciona con la hiperactividad, déficit de atención, ansiedad y depresión que aparecen en le niño a corta y mediana edad.

Tipos de lactancia artificial

Parece ser algo muy moderno, pero la Lactancia o alimentación artificial existe desde antiguas civilizaciones.

No debe asombrar imaginar que en cualquier momento en la historia una madre no pudiera alimentar a su bebé. En estos casos existían nodrizas o se diluía leche de vaca o cabra en agua.

La lactancia mixta es la combinación de leche materna y leche de fórmula, utilizada en los casos donde la madre no puede amamantar a exclusividad a través de sus pechos.

Casi todas las leches artificiales son obtenidas a partir de la leche de vaca. Algunas también elaboradas con base en la soja.

Encontramos los siguientes tipos de leche artificial o de fórmula:

Para bebés prematuros: son de inicio y específicamente formuladas para bebés con nacimiento prematuro.

De inicio o tipo 1: especiales para los bebés nacidos a término, desde el primer día hasta los 6 meses o antes de la alimentación complementaria.

De tipo 2 o de continuación: aptas para bebés mayores de 6 meses y hasta el año de vida. En algunos casos se puede alargar su uso hasta los 18 meses.

De tipo 3 o de crecimiento: pueden darse al pequeño desde los 12 o 18 meses, hasta los 3 años. Producto de transición entre la leche artificial maternizada y la leche entera de vaca.

Lactancia materna vs lactancia artificial

Esta es una lucha desigual, tomando en cuenta las ventajas de la leche materna y sus beneficios, en comparación con los problemas que puede acarrear la lactancia artificial.

Sabemos no existen muchas contraindicaciones de la lactancia materna más que desde el punto de vista físico y psicológico de la mamá pero no sabe duda que la leche materna siempre estará por encima de cualquier fórmula.

De lactancia natural podemos nombrar como beneficios:

  • Ayuda a combatir las infecciones (de oído, gastrointestinales, respiratorias y la meningitis), ya que recibe los anticuerpos en la leche materna, que luchan contra los gérmenes.
  • Protege al lactante de enfermedades como: asma, diabetes, obesidad y síndrome de muerte súbita, entre otras.
  • Sumamente beneficiosa para fortalecer el desarrollo en bebés prematuros.
  • Es de fácil digestión y sumamente nutritiva: los bebés presentan menos episodios de diarrea o estreñimiento y es muy rica en grasa, proteínas, lactosa, minerales, vitaminas.
  • Ayuda en la economía del hogar: es totalmente gratis y a disposición del bebé en la cantidad que necesita para sustentarse.
  • Estrecha la relación entre madre e hijo: el contacto piel a piel establece una íntima conexión entre ambos.
leche materna vs formula

Mientras que como beneficios de la lactancia artificial, mencionamos:

  • Debido a que es más difícil de digerir, las tomas son más distanciadas o con menor frecuencia.
  • Permite que la madre pueda ausentarse sin apuros ni preocupación de que el bebé dependa de ella para alimentarse.
  • La madre puede saber con exactitud la cantidad de leche que consume el pequeño.
  • El padre u otro familiar que lo desee, puede participar en la alimentación del bebé.

Lactancia artificial en el recién nacido

Utilizar el método de lactancia artificial en recién nacido es decisión muy personal de la madre, cuado ella no tiene impedimento alguno para lactarlo de manera natural.

Ni aun cuando se presenta un nuevo embarazo o estado de maternidad durante la lactancia es necesario dejar la lactancia al bebé, esto se conoce como lactancia en tándem.

Sean cuales sean las causas por la que la madre no puede amamantar al bebé y se debe recurrir a la lactancia artificial o suministrar leche materna y formula, ella debe estar segura e informada de los beneficios y riesgos.

La madre puede compensar el contacto directo que proporciona amamantar al bebé, sosteniéndolo bien pegadito a ella mientras come, así podrá escuchar y arrullarse con los latidos de su corazón como en su panza.

Lactancia artificial a demanda

En la lactancia materna el reloj debe estar guardado, no sirve de nada para el bebé. No se puede poner tiempo ni pautas a algo que lógicamente no lo tiene. La lactancia materna exclusiva es totalmente a demanda del bebé.

Esto porque no se sabe exactamente cuanta leche ingiera durante la lactancia y puede que en una toma se sacie con más o menos leche que en otra.

Con el uso de biberón en la lactancia artificial o materna si la madre decide extraer su leche se puede saber cuanto y cuando come el bebé, pero tampoco es indicativo pues un niño puede requerir más o menos leche en cada toma.

Así que también en la lactancia en la que se use leche para bebés o artificial, también la alimentación debe ser a libre demanda del lactante.