Saltar al contenido

La leche materna tiene lactosa

leche materna con lactosa

¿La leche materna tiene lactosa? Es la pregunta que se hacen las madres que piensan en intolerancia a lactosa y temen que su bebé, que está por nacer puede padecerla.

Unas des las cosas que deben de saber y que nadie les dice es que si efectivamente la leche materna contiene la lactosa, y muchas pensaran pero ¿por qué? ¿qué es la lactosa en la leche materna?.

La lactosa es el carbohidrato principal de la leche materna y es el responsable de aportar gran parte de la energía del requerimiento calórico diario de nuestro bebé.

Pero no solo contiene lactosa sino también contiene una enzima llamada LACTASA responsable de la digestión y metabolismo de la lactosa.

Tenemos que recordar que la intolerancia a la lactosa es provocada por el déficit de lactasa en el organismo.

Con este artículo aprenderá sobre el tema y la función de la lactosa

 ¿Cuánta lactosa tiene la leche materna?

Una vez que la madre ha superado la acidez en el embarazo, las dudas sobre la primera leche materna, si dará a su bebé leche materna y formula, si le suministrará leche materna en biberón y otras dudas que se presentan a lo largo de las semanas de embarazo.

Una vez nace el pequeño otras dudas la acosan. Ente ellas si su hijo será intolerante a la lactosa de la lecha materna.

Es necesario definir primero ¿qué es la lactosa? Es un tipo de azúcar que se encuentra en los lácteos, en la leche principalmente.

El cuerpo necesita una enzima llamada LACTASA para procesar la lactosa. Se produce la intolerancia a ella cuando el intestino delgado no produce suficiente lactasa para procesar esa azúcar de los lácteos.

Esta lactosa, además de ser buena fuente de energía, a los bebés los ayuda a continuar fabricando la enzima lactasa.

La leche materna sí contiene lactosa. Es totalmente necesaria porque es un hidrato de carbono, el más importante y abundante.

La leche materna contiene 7gr de LACTOSA por cada 100ml de leche.

La leche materna tiene más lactosa que la leche de vaca

Esta afirmación es totalmente correcta; en la composición de la leche materna hay mayor cantidad de lactosa que en la leche de vaca, lo que la hace que la leche materna sea más dulce, por eso a los bebés les gusta tanto y la disfrutan.

La lactosa también tiene como función, aportar el 40% de las calorías que el bebé necesita.

La fórmula de la lactosa es C₁₂H₂₂O₁₁ y es un disacárido formado por la unión de una molécula de glucosa y otra de galactosa.

Se conoce como azúcar de la leche y está presente en la leche materna humana, como en la mayoría de los mamíferos.

El temor de toda madre es que la lactosa es probable que ocasione alergias en bebé; adicionalmente estudios realizados demuestran que la lactosa podría influir en la absorción de calcio y de minerales como el zinc.

Intolerancia a la lactosa del bebé y la lactancia materna

Es necesario aclarar que no es lo mismo INTOLERANCIA que ALERGIA. Ser intolerante a la lactosa y ser alérgico a la leche materna tienen ambas condiciones síntomas totalmente diferentes.

Se pregunta la madre ¿como saber si mi bebé es intolerante a la lactosa? y lo sabrá cuando identifique estos síntomas de intolerancia a la lactosa: presenta náuseas, gases abundantes, se muestra claramente irritado, vómito, nauseas, retorcijones abdominales, y muy seguramente diarrea.

Algunos bebés pueden manifestar una tener una sensibilidad leve, sería solo de manejar la cantidad de lactosa que ingiere.

Si los problemas se tornan más graves o persistentes, podría ser señal de una causa mayor como la alergia a la proteína de la leche, y pensaran ¿caula es la proteína de la leche?

sindrome de confusion de pezon

La leche materna humana esta compuesta por proteínas del suero de la leche, alfa lactoalbúmina, lactoferrina (responsable del transporte del hierro), albúmina, lisozima e Igs.

Por la intolerancia a la lactosa no es necesario perder los beneficios de la lactancia materna, así que no se debe suspender la lactancia. Muchas madres cometen el error de destetar y suministrar al bebé una formula sin lactosa. Esto es totalmente innecesario.

Antes de mencionar algunas preguntas comunes, relacionadas al tema de la intolerancia a la lactosa, veamos cual es la composición de la leche materna.

Los componentes de la leche materna son:

  • Más del 85% es agua
  • Proteínas
  • Grasas
  • Minerales y vitaminas
  • Hidratos de carbono (el principal es la lactosa)
  • Y otros como hormonas, enzimas como la LACTASA, células vivas.

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes de las madres con respecto al tema de la intolerancia a la lactosa. Es de resaltar que existe para el bebé la prueba de intolerancia a la lactosa.

También hay que destacar que puede ser intolerante al componente lactosa, no tener intolerancia a la leche materna.

¿Mi bebé es intolerante a la lactosa que puedo comer?

La dieta de la madre que aplica lactancia materna exclusiva con un bebé que resulta intolerante a la lactosa que contiene la leche materna, debe ser libre de productos lácteos, inclusive si son a base de soja.

En términos generales la mamá debe mantener una alimentación sana, una dieta que incluya mucha fruta fresca, vegetales, carnes, cereales que no sean a base de soja ni lácteos.

Puede sustituir la leche con bebidas a base de arroz, coco o avena.

Los productos derivados de la leche que deben ser eliminados de su dieta son la mantequilla, queso en todas sus presentaciones, natas, cremas, yogur, entre otros.

Comidas que producen leche materna

¿Como saber si mi bebé es intolerante a la lactosa?

Muchas madres tienden a confundir los términos intolerancia a la lactosa y alergia a la leche materna. Es posible que los síntomas lleguen a ser similares, pero se trata de dos afecciones totalmente distintas.

La intolerancia a la lactosa es un problema digestivo y en la alergia interviene el sistema inmune.

Primeramente hay que saber que los síntomas de alergia a la lactosa no son los mismos que los de la intolerancia a la lactosa.

Intolerancia a la lactosa, síntomas:

  • Diarrea.
  • Distensión o hinchazón abdominal.
  • Llanto continuo.
  • Exceso de gases.
  • Sonidos en la barriga.
  • Vómito.
  • Nausea.
  • Pérdida de peso.

Si persisten las dudas, lo mejor es acudir al pediatra, quien puede realizarle una prueba lactosa.

Una vez observado el bebé y verificar si presenta los síntomas mencionados, es hora de tomar medidas.

Es el tiempo entonces de que la mamá elimine de su alimentación los productos lácteos, que es primer paso para la solución del problema.