Saltar al contenido
Lactancia materna

Importancia de la lactancia materna

Importancia de la Lactancia Materna

La leche materna es por mucho, más que un alimento para el bebé. La lactancia materna es la mejor manera de cubrir la mayoría de las necesidades en tu bebé desde su nacimiento. Pero ¿por qué tiene tanta importancia?

Debes saber que durante cada tetada la leche materna contiene todos los ingredientes necesarios para que sea alimentado de forma completa.

Aporta carbohidratos, grasas, proteínas y hasta vitaminas, además de las inmunoglobulinas que son los soldados defensores del cuerpo del bebé.

Además de los múltiples beneficios afectivos que te llevarán a tener un bebé sano, y las propiedades de la leche materna.

En este artículo aprenderás más de la importancia de amamantar en los diversos aspectos físicos y emocionales de tu vida y la de tu bebé.

Cual es la importancia de la lactancia materna

Amamantar te aporta múltiples beneficios a ti y a tu bebé, es muy probable que esto lo hayas escuchado de la boca de expertos y de madres que ya han vivido la experiencia.

Y es que así, independientemente del periodo de lactancia materna, y el tiempo que dure, esta brindará la seguridad tanto nutricional como afectiva tuya y de tu bebé y todo ello sin ningún costo y de forma natural.

Podemos empezar diciéndote que la principal importancia de la lactancia materna es la protección natural que aportas a tu bebé desde el primer momento.

Esta protección hará que tu bebé padezca de menos alergias y problemas en su piel. A través de tu leche aportarás todos los anticuerpos que hayas desarrollado por los padecimientos que ya sufriste.

Cual es la importancia de la lactancia materna
Cual es la verdadera importancia de la lactancia materna, ¿son tan solo mitos? ¿por qué es importante la lactancia materna?

Dicho con otras palabras, de lo que tú ya te enfermaste muy probablemente tu bebé no lo hará y si sucediera será muy leve, siempre y cuando esta no sea una enfermedad genética.

La Importancia nutricional que tiene la leche materna ha sido objeto de millones de estudios y cada día se descubren más componentes en ella.

Por ello basta saber que es el mejor alimento, el más completo y el más fácil de suministrar a tú bebé.

En los primeros seis meses a tu bebé no le hará falta mas que tu atención, tu tética y tu leche, no necesitará ni siquiera el agua. Y lo mejor de todo es que tendrás la garantía de un bebé completamente sano.

Porque además se lo conoce como el mejor antibiótico, no habrá forma que se enferme por infecciones.

Y por si fuera poco es el mejor psicólogo, no hay nada que mejore más la estabilidad emocional de un bebé que el contacto piel con piel. Amamantar es el mejor tranquilizante para tu bebé.

La leche de tu pecho, tiene un papel fundamental en el desarrollo completo de tu bebé, y es que en definitiva los niños amamantados serán más sanos, felices y eso se les notará.

Amamantar fomentará el apego a ti desde el primer día de vida. Ya que, después del embarazo será tu mejor experiencia y el vínculo emocional más extraordinario que puedan tener tú y tu bebé.

Importancia de la lactancia materna exclusiva

Para que la lactancia sea exclusiva, no debes introducir en ninguna circunstancia, ni alimentos, ni líquidos, ni jugos, ni papillas, y mucho menos agua.

Con una sola vez que lo hagas, perderás todas las ventajas de una lactancia exclusiva, ya que estarás introduciendo en el cuerpo de tu bebé lo que no le hace falta por naturaleza.

La OMS recomienda lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de vida.

No debes preocuparte, tu leche tiene la condición natural de adaptarse a las necesidades de tu bebé a diario y a medida que crece. Por ello decimos que es única dentro de todos los posibles alimentos que pudieras ofrecer.

Desde el nacimiento la leche evoluciona para adaptarse, los tipos de leche materna son primero calostro, luego leche de transición hasta convertirse en leche madura.

En una sola toma la composición de la leche materna va cambiando, al principio será más agua que calmará su sed y más lactosa le quitará el hambre.

Hacia el final de esa misma toma, será más rica en contenido graso y calorías, que lo nutrirá, ¿qué otro alimento necesitas adicionar? Ninguno pues quedará satisfecho.

la leche materna como alimento exclusivo
La leche materna se va adaptando a los requerimientos de tu bebé durante la toma y en toda la etapa de lactancia

Es cierto que la lactancia materna exclusiva va a requerir de tu dedicación exclusiva al bebé.

Eso significa que deberás pasar mucho más tiempo con él, con la excelente ventaja que te permitirá un vínculo especial e insustituible, que le dará seguridad emocional.

Esa relación tan física con tu bebé, las caricias, los mimos, el contacto cara a cara, afectará de manera muy positiva en la salud emocional del bebé, así como en su conducta, el habla, y la interrelación con otras personas.

Amamantar a tu bebé de manera exclusiva por un mínimo de 5 meses, disminuirá de forma radical el riesgo de que el bebé pueda padecer de enfermedades como la obesidad, el asma y especialmente la diabetes.

Ventajas de la lactancia materna para la madre

En esta maravillosa práctica no solo se beneficia el bebé, sino también tú, porque el proceso de lactancia materna te aportará beneficios de forma natural y sin ningún esfuerzo solo ofrecerla al bebé sin restricción.

Entre las ventajas y beneficios que obtendrás te podemos mencionar:

La pérdida gradual de peso. Esto ocurre porque la producción de leche consume los depósitos de grasa de cuerpo que se han reservado durante el embarazo, lo que facilita la pérdida de peso.

Es un anticonceptivo natural, si amamantas con frecuencia, unas 8 o más veces en el día y mientras no reaparezca tu regla pasados 56 días del parto, reduces la posibilidad de embarazo antes de los seis meses.

Luego de los 6 meses, el efecto inhibidor de la ovulación se reduce pero igual tendrás pocas probabilidades de embarazo.

Existe un método de anticoncepción natural llamado MELA, que precisamente deriva de lo anterior.

Un tema del que poco se habla es del cáncer de seno, pero queremos que sepas, que es menos frecuente en las madres que amamantaron por un largo tiempo.

Y el riesgo es menor mientras más joven hayas sido. Estadísticamente se ha demostrado una disminución en el riesgo de un 25 por ciento.

La osteoporosis, es otra de las enfermedades de las cuales las mujeres que amamantaron tienen una frecuencia de riesgo de hasta un 40% menos en comparación a las que no lo hicieron o solo lo hicieron por un poco tiempo.

Podemos agregar la disminución del riesgo de sufrir anemias, hipertensión y la depresión postparto. Colocar en una balanza las ventajas de la leche materna te dará la convicción de que no hay mejor opción.

La lactancia materna en el recién nacido cual es su importancia

Durante los primeros tres días después del parto, tu pecho producirá la primera leche materna, que es un líquido de color amarillento llamado Calostro.

No debes asustarte por lo extraña que parezca, no es la leche materna propiamente dicha.

Es un alimento rico en vitamina A, y con una gran cantidad de anticuerpos. De vital importancia para proteger tu bebé contra las infecciones y alergias.

Por ello comenzar la lactancia en los primeros minutos luego de nacimiento.

Sin restricción de tiempo y a libre demanda tanto de día como de noche, garantirá que tu bebé reciba de este calostro todo lo que necesita para prepararlo para ser un niño sano.

Desde el primer momento del nacimiento y de forma casi instintiva tu bebé por sí solo sabrá que debe coger de tu pecho.

Amamantarlo de inmediato al nacer y continuar haciéndolo establecerá profundos lazos afectivos por lo que mientras más tiempo permanezca cerca de ti, mejor será la recuperación de ambos.

La primera toma produce un pico altísimo de una hormona llamada oxitocina, que contribuye a que tú útero se contraiga fuertemente. Esto evita hemorragias.

Pero esta oxitocina además tiene un importante efecto antiestrés del que se beneficiará tu bebé.

Amamantar desde el primer instante de vida de tu bebé le dará la seguridad que necesita para afrontar su nueva experiencia fuera del vientre.

Importancia de la lactancia materna en odontología

Amamantar protege los dientes de tu bebé, porque la leche materna posee sustancias que actúan como anticuerpos capaces de defender contra los microorganismos.

Los odontólogos coinciden que los bebés amamantados tienen mejor desarrollo de sus mandíbulas. Menor riesgo con problemas de mala oclusión y menos necesidad de ortodoncia cuando llegan a la adolescencia.

Al ejercitar los músculos faciales a través de la succión se desarrollan los maxilares de forma correcta y los hábitos de deglución, lo que además contribuye con a la instauración de una respiración nasal efectiva.

Lactancia Materna y la odontología
Todos los aspectos de la vida de tu bebé mejoran con la leche materna, hasta su dentición, no lo prives de su derecho a la lactancia materna

Con la lactancia prolongada existe mucha controversia, algunos especialistas la asocian con el desarrollo de futuras caries.

Por ello su consejo es evitar la lactancia nocturna después de la salida de su primer diente. Aunque esto tiene mucho más que ver con los hábitos y no con la leche materna, ya que no está comprobado que así sea.

Importancia de amamantar a una edad temprana

El acto de amamantar requiere de la dedicación de la madre su esfuerzo, su tiempo, además de mucho amor y generosidad. Como ya te hemos mencionado los beneficios te incluyen a ti y a tu bebé.

Desde los inicios o la edad temprana protege a tu bebé de la diarrea además que la cura. La leche materna contiene la combinación perfecta de grasas, carbohidratos, proteínas y minerales para un equilibrio perfecto.

Los nutrientes de la leche materna y las vitaminas son exactamente las que tu bebé necesita.

Cubre las necesidades de agua, incluso en los días de mucho calor, por su temperatura adecuada, además, posee un efecto curativo y analgésico.

Contribuye a la defensa contra infecciones severas, como las respiratorias. Es un alimento libre de gérmenes y microorganismos dañinos porque contiene anticuerpos.

Por todo eso y más los bebés alimentados con leche materna desde la edad temprana son más sanos, más despiertos, alegres, duermen menos, se ríen antes, y distinguen las caras antes porque están perfectamente mejor estimulados.

Importancia de la lactancia materna en el desarrollo del niño

El desarrollo muscular del bebé alimentado con el pecho es totalmente diferente al del bebé que es alimentado con biberón. El desarrollo de ciertos músculos favorece la articulación del lenguaje.

La mayoría de los problemas con la lactancia se deben a una mala posición, a un mal agarre o a una combinación de ambos.

Recuerda que la carga de amamantar es en todo sentido, muscular, afectivo, emocional del bebé y el vínculo que se genera es para toda la vida.

Aunque la lactancia materna se considera un proceso natural, precisa de un aprendizaje y de unos pasos a seguir para conseguir una buena producción de leche.

Los beneficios de la leche materna para el bebé en todo sentido estarán siempre condicionados a hacerlo de manera adecuada.

Con las técnicas de lactancia materna correctas, ofrecerla en un ambiente adecuado, cómodo y adaptado para que tú puedas concentrarte en entender y satisfacer las necesidades de tu bebé.

Todo ello contribuirá a que formes su personalidad y lo hará sentirse protegido y seguro. Amamantar es por mucho el inicio de una buena salud física y emocional. Es el inicio de las futuras relaciones sociales de tu bebé.

Piensa antes de incluir en la alimentación en la lactancia de tu bebé, leche de fórmulas, bien sea para practicar la lactancia mixta o sustituir la leche materna.

Salvo que por contraindicaciones lactancia materna, sin ninguna justificación o razón mayor, los beneficios de la leche materna para el bebe no justifiquen seguir.