Saltar al contenido

Conservación de la leche materna

duración leche materna a temperatura ambiente

Cuando amamantamos lo ideal es dar el pecho directamente a nuestro bebé, pero si por alguna razón debemos recurrir a extraer la leche materna, ¿qué debemos tener presente para su conservación?

La leche materna se puede almacenar y hasta inclusive congelar, gracias a que cuenta con protectores que la defienden de los gérmenes por más tiempo.

El trabajo y otras circunstancias personales ya no serán excusas para dejar la lactancia materna exclusiva y los beneficios que aporta a tu bebé. Al poder extraerla para que el bebé se alimente después, mientras no está.

Sigue leyendo y te explicaremos aspectos importantes sobre cómo almacenar la leche materna y el tiempo que puede conservarse.

Recipientes para congelar leche materna

Para almacenar y conservar la leche materna, siempre es apropiado que utilices recipientes exclusivos para este fin, para evitar la contaminación de la leche por posibles residuos de alimentos u otros agentes.

Es imprescindible mantener la higiene adecuada de los envases y recipientes, por lo que debes hacer siempre un lavado minucioso con agua y jabón antes de cada uso.

En el mercado existen recipientes de diferentes tipos para la conservación de la leche materna, como envases de vidrio o de cristal, bolsas para leche materna, contenedores plásticos, entre otros.

leche materna congelada
Los recipientes para conservación como bolsas leche materna y biberones se pueden guardar por mucho tiempo.

Los más recomendados, son los recipientes de vidrio o cristal por la practicidad y la fácil limpieza de los mismos. Marcas como Medela y Avent, los recomiendan e incluso tienen lineas exclusivas para la conservación de la leche materna.

Las bolsas para congelar leche materna, o bolsas lactancia, son exclusivas para conservar la leche en el freezer por mucho más tiempo, además de que se adaptan a los extractores maternos lo que simplifica el almacenamiento.

Los contenedores de plásticos, son pequeños envases comunes y fáciles de conseguir en cualquier hogar. Pero requieren una particular higiene, ya que por el material son sensibles a olores.

Los biberones pueden utilizarse directamente para conservar la leche, debido a que en algunas marcas conocidas son compatibles a los extractores.

Para extraer la leche generalmente utilizamos el Saca Leches o el Extractor de Leche, pueden ser manuales o eléctricos. Estos aparatos tienen adaptadores genéricos que permiten adaptar los recipientes de recepción que pueden utilizarse para almacenar y conservar la leche.

Tiempos de conservación y duración de la leche materna

La leche materna se puede conservar a temperatura ambiente, refrigerada en la nevera y además congelarse, manteniendo sus nutrientes y propiedades.

En función de la temperatura a la que se exponga la leche materna, el tiempo de almacenamiento será más o menos extenso.

El Calostro o primera leche materna a temperatura ambiente, se puede conservar entre 27 a 32 ºC, por un máximo de hasta 12 horas. El calostro es el primer alimento y se presenta en muy pequeñas cantidades por lo que usualmente No es necesario almacenarlo.

Los tiempos de conservación de la leche madura a temperatura ambiente son en promedios los siguientes:

  • Temperaturas a 15 ºC: 24 horas
  • En temperaturas entre 19 a 22 ºC: 10 horas
  • Hasta una temperatura de 25 ºC: 4 a 6 horas
  • En ambientes con temperaturas desde 30 a 38 ºC: no más de 4 horas

¿Cuánto dura la leche materna en la nevera?, El tiempo de conservación Refrigerada o en nevera es de: 8 días. Mientras que la leche materna congelada, puede durar en un congelador compartido dentro de la misma nevera: 2 semanas.

En un congelador que es parte de la nevera, pero con puertas separadas: de 3 a 4 meses, el tiempo varía, ya que la temperatura cambia cuando la puerta se abre frecuencia.

En un congelador separado, tipo comercial, y que quizás pueda utilizarse para este fin, el cual mantiene temperatura constante de -19 ºC, puede durar 6 meses o más inclusive.

Como conservar la leche en la nevera.

Como te indicamos, la leche materna a una temperatura de entre 0 y 4ºC, puede permanecer en la nevera hasta por un máximo de ocho días.

Es importante NUNCA colocar los recipientes donde guardaste la leche en la puerta de la nevera, aquí la temperatura es menos fría e inestable, ya que se abre y se cierra constantemente.

La leche materna nevera o refigerador, nunca deben colocarse en la puerta para mantenerse frescos.

Es práctico identificar el recipiente, colocándole la fecha de la extracción. Así cuando vayas a usarla, podrás escoger desde la más antigua o que tiene más días de extraída.

Almacena la leche en pequeñas cantidades de entre 2 a 4 onzas o lo que es igual entre 60 a 120 cc, para evitar que tengas que desperdiciar los sobrantes.

Lo que quede en un biberón después de la toma, debes utilizar dentro de las siguientes 2 horas. Puedes refrigerar de inmediato para alimentar al bebé en la siguiente toma.

Como conservar la leche materna en biberón

Esta es la forma más práctica y sencilla de conservación, ya que te permite calentarla directamente desde el biberón sin cambiar de un recipiente a otro. Evitando la contaminación por bacterias y otros agentes.

Congelar leche materna en biberón
La leche materna en biberón directamente de los aparatos de extracción te permite una correcta higiene y conservación.

El microondas puede crear zonas muy calientes, en la temperatura biberón, por lo tanto, nunca debes colocarlos directamente allí para calentarlos.

Recuerda seguir las pautas de los tiempos de conservación, bien sea a temperatura ambiente, en nevera o en el congelador.

Como conservar la leche materna en casa

Los recipientes deben ser exclusivos, no coloques otros alimentos en los envases donde guardas la leche.

Respeta los tiempos de conservación. Luego de la extracción decide el método de almacenamiento dependiendo de la cantidad que ya tengas guardada.

No te asustes si cambia de color, esto es normal por la presencia de grasas e la leche materna. También ten presente que al descongelarla es posible que se divida o fraccione, esto es normal solo debes agitar y listo.

Pudieras notar que tu leche tiene un olor rancio al descongelarla. Esto se debe a la acción de la lipasa, que es una enzima presente en la leche materna que ayuda a digerir las grasas.

Para evitarlo, calienta la leche hasta observar que se empieza a formar una espuma por los bordes del recipiente, luego déjala enfriar para posteriormente congelar.

Una vez que tiene olor rancio no se puede hacer nada para eliminarlo. No hay evidencia de que esta leche rancia sea perjudicial para el bebé, pero la mayoría la rechazan.

Conservación de leche materna en el Congelador

La leche materna se puede congelar una vez extraída. Se recomienda antes de hacerlo enfriarla, para ello, coloca el envase en un recipiente con agua fría y, después, congélala lo antes posible.

También puedes colocarla de inmediato a la extracción, directamente en la nevera y tras varios minutos colocarla en el refrigerador.

Debes tener en cuenta que la leche refrigerada o en nevera, se puede congelar solo durante los dos días siguientes a la extracción.

Si ha transcurrido más tiempo, es mejor que permanezca en la nevera y la ofrezcas al bebé dentro del plazo recomendado.

Congela la leche materna si no la vas a usar para alimentar a tu bebé dentro de las siguientes 24 horas. Es importante que sepas que la leche tiende a expandirse al congelarse, por ello, evita llenar el recipiente hasta el tope.

Te preguntarás ¿como descongelar leche materna?, asegúrate de guardar el biberón, el recipiente o la bolsa antes en el refrigerador, si esposible durante toda la noche.

Luego colócala debajo del chorro de agua bien tibia, o directamente en el mismo envase en un recipiente con agua tibia. Recuerda que no debes calentarla en el microondas.

Puedes mezclar leche materna en una misma toma, es decir leche extraída en distintos momentos, pero debes considerar que estas no deben tener más des 15 días de diferencia.​

¿Cuántas veces se puede calentar la leche congelada?

Una vez que la leche es descongelada, podrás conservarla de nuevo en la nevera, pero debes ofrecérsela a tu bebé dentro de las siguientes 24 horas.

Siempre que te sea posible, una de las tomas diarias, debe ser de leche fresca. Bien si puedes amamantar directamente o si estás utilizando la extracción directa al biberón.

¿Cómo calentar la leche materna?, bien, no es recomendable calentarla más de dos veces y mucho menos volver a congelarla. Por ello lo ideal es lo que ya te indicamos, que almacenes las porciones adecuadas a tu bebé.

En el mercado existen equipos calienta leches de diferentes marcas, útiles y prácticos.

¿Qué pasa si se calienta la leche materna en microondas?

No es recomendable hacerlo aunque es una forma rápida de calentarla, ya que, es posible que las ondas calientes destruyan los nutrientes. Además el microondas calienta los alimentos de forma desigual, creando puntos de calor por lo que corres el riesgo de quemar a tu bebé.