Saltar al contenido
Lactancia materna

Como formar el pezón

Como formar el pezón

Formar o preparar el pezón para la lactancia. ¿Estás embarazada?, pues es el momento ideal para hacerlo ¿cómo se hace?.

Hoy en día existe una controversia en cuanto a este tema. Hace años era una práctica común e imprescindible en toda mujer embarazada.

Actualmente se piensa que el cuerpo en su perfección No requiere una preparación especial.

Sin embargo, teniendo presente que no hay un criterio definido en el siguiente artículo vamos a exponer diferentes aspectos relacionados con este tema, por lo que si deseas practicarlo continúa leyendo.

Tipos de pezón

Los pezones tienen un papel súper importante en la lactancia de tu bebé. Es a través de ellos que lo alimentas.

Como todo en nuestra morfología, no todos los pezones son iguales, las formas de pezones varían de una mujer a otra.

En algunas mujeres los pezones son diferentes. Pueden ser de pezón hundidos, pezones invertidos, pezones grandes, pero en todos los casos es posible amamantar a tu bebé.

Solo que dependiendo del tipo de pezón requerirás una preparación especial. Veamos los tipos de pezones más comunes.

PEZÓN NORMAL, cuando el pezón sobresale unos milímetros de la areola sin estimulación y aumenta un poco o sobresale ante algún estimulo.

PEZÓN PLANO, lo puedes reconocer cuando este se confunde con la areola, ya que no sobresale, pero sí reaccionan antes estímulos. Es más corto que el pezón normal.

PEZÓN INVERTIDO, este tipo de pezón tiene apariencia de hoyo, porque están hundidos dentro de la areola. En ocasiones requieren cirugía para sacarlos, porque pueden restringir los conductos de leche por su presión interna llegando a impedir la lactancia.

PEZONES HINCHADOS, se asemejan a los pezones planos, sobresalen con estimulación pero de inmediato presentan retracción del pezón.

El tipo de pezón no es determinante para impedir la lactancia, pero si puede crear problemas y complicarla, por ejemplo un pezón muy grande, puede rozar el paladar del bebé y provocar nauseas.

Un pezón invertido complica el agarre del bebé para succionar la leche, para este caso específico se utilizan pezoneras como una ayuda para amamantar.

Como formar el pezón para amamantar

Naturalmente el pezón está adecuado para recibir a tu bebé y alimentarlo en su justo momento, pero condiciones como el tipo de pezón podría dificultar la lactancia y hacerte desistir de ella.

Es por este motivo que estamos de acuerdo que lo adecuado es prepararlo y formarlo para amamantar.

Prepararlos te ayudará a disminuir las dificultades como las grietas y el dolor que puedas tener ante un pezón abierto.

Para formar el pezón puedes recurrir a diversas técnicas como los masajes. Treinta minutos diarios que dediques a tus pechos será suficiente para lograr la preparación.

Masajearlos con la técnica de Hoffman, que te explicamos más abajo ayudará. Así como aplicar cremas a base de lanolina o aceites de caléndula hidrata los pezones y evita que surjan grietas en la lactancia.

Lo ideal es hacerlo en la mañana, no es conveniente en la noche porque tu cuerpo liberará oxitocina que pudieran provocar pequeñas contracciones.

El uso de extractores de leche pueden ayudar a formar el pezón, pero esto debes hacerlo cuando ya hayas iniciado la lactancia. Puedes realizarlo justo antes de cada toma.

El uso de pezoneras lactancia también es una opción para ayudar a formar el pezón durante la lactancia. La pezonera facilita el buen agarre y evita el maltrato del pezón.

Formar el pezón con jeringa

Uno de los métodos más comunes que se practican en respuesta a como sacar pezón para la lactancia es el método de la jeringa o jeringuilla, es muy conocido, fácil, práctico y eficaz. ¿Cómo lo haces?

Técnica de la jeringa para formar el pezón
Técnica de la jeringa, para el hundimiento del pezón. Como sacar el pezón plano.

Con una jeringa estándar común y corriente, separa el tampón o embolo del cilindro que marca las medidas, desecha la parte de la aguja. Al separar ambas partes, corta la punta del cilindro para lograr la misma abertura en ambos extremos.

Toma el émbolo y mételo de nuevo en el cilindro, pero en sentido contrario por donde cortaste la punta.

El otro extremo de la jeringa acércalo hasta el pezón y colócalo dentro y jala lentamente con el émbolo, hasta donde lo soportes ve regresándolo poco a poco.

Haciendo este ejercicio todos los días verás como tus pezones se disponen para alimentar a tu bebé.

¿Qué son los formadores de pezón?

Los formadores o estimulador de pezones son dispositivos de ayuda para la lactancia, se presentan en forma de discos de silicona, en las marcas más reconocidas como Chicco, Avent y Medela.

Su material es silicona muy blanda y flexible, se colocan de forma discreta dentro del sujetador y su función es aplicar una ligera presión sobre los pezones para obligarlos a salir hacia fuera.

Otras marcas como Pigeon, en su línea tienen un formador de pezón en forma de perilla que a través del bombeo y succión del pezón lo obligo a salir hacia afuera.

¿Se puede empezar a formar el pezón durante el embarazo?

Es en definitiva el momento para hacerlo. Puedes empezar durante la gestación y continuar luego del nacimiento de tu bebé, ya que estimular tus pezones y prepararlos te ayudará a evitar que se puedan lastimar en el proceso de lactancia.

El cuidado de tus pechos es primordial desde el embrazo, al fin de cuentas será a través de ellos que alimentarás a tu bebé.

Los pezones de embarazada requieren atención especial por lo que debes iniciar desde mucho antes del parto para que garantices el éxito de tu lactancia.

Los expertos aseguran que la preparación del pezón No debe realizarse antes del quinto mes de embarazo, por lo que la recomendación es empezar la estimulación a partir del sexto mes.

Ejercicios de Hoffman para pezones invertidos

Si estás segura y convencida por las características de tu pezón, que tienes pezones invertidos. El uso de formadores de pezones te ayudará.

Pero también existe un método que podrá ayudarte si empiezas a practicarlo desde el embarazo, hablamos de los ejercicios para formar el pezón de Hoffman.

Esto no es más una serie de masajes que se utilizan para dar forma gradualmente al pezón y prepararlos para la succión.

Empieza tomando los pezones suavemente entre los dedos índice y pulgar y estíralos hacia fuera con pequeños movimientos en rotación, durante unos segundos, esto ayudará con la elasticidad de la piel del pezón.

Esta simple técnica de ejercicios, si los realizas con paciencia y perseverancia se ayudarán considerablemente y lo agradecerás.

En la imagen podrás ver gráficamente la forma correcta de hacer la maniobra de Hoffman.

Ejercicios de Hoffman
Estos ejercicios traen beneficios como hacer pezón para amamantar

¿Qué hacer cuando no se tiene pezón para amamantar?

Como ya te lo mencionamos, recuerda que los diferentes tipos de pezones están dispuestos para amamantar a un bebé, aunque sean pezones planos o invertidos, pezones muy grandes o pezones pequeños.

Por lo que renunciar a la lactancia no debe ser ni siquiera una opción si este es tu caso.

Los pezones invertidos son más cortos que los normales, por lo que se hunden en lugar de sobresalir hacia afuera, dificultando que los bebés se prendan del pezón y no haya un buen agarre, provocando grietas o heridas.

Los pezones perfectos facilitan la lactancia pero realmente en todo pezón están presente los agujeritos o conductos por los que sale la leche materna.

Si estos son ordeñados y el bebé no se rinde en la succión con el correcto agarre desde la areola, la alimentación será posible.

Por otra parte debes saber que, los pezones planos generalmente se corrigen con la succión constante del bebé.

Mientras que los pezones invertidos nunca salen hacia afuera, es en este último caso que el uso de pezoneras ayudará en gran manera.

Cuando empieces la lactancia, solo debes tener presente las técnicas para amamantar como el buen agarre, la correcta succión, la posición adecuada.

Como amamantar sin dolor
Así como amamantar sin dolor es posible con las buenas técnicas de agarre y la posición correcta

Independientemente de los tipos de pezón para amamantar, o pezón retraído, o el tamaño de pezones, los pezones de una mujer embarazada se ajustarán para alimentar eficazmente al bebé.

H3 ¿Cómo estimular los senos para la lactancia materna?

Tanto estimular tus pechos, como estimular los pezones, le indicarán a tu cuerpo lo que le viene a tus pechos te ayuda a prepararlos y a su vez estimularlos para la lactancia.

Utiliza sujetadores de lactancia o un sostén adecuado que te sea cómodo y no apriete los pezones, preferiblemente de tela de algodón.

Evita el uso de varillas, ya que te lastimarán los pechos. Desde el primer trimestre de embarazo puedes empezar a utilizar el sujetador de lactancia para que te acostumbres a él.

Exponer los pezones al sol por lo menos 15 minutos de sol diario antes de las 10 de la mañana o después de las 4 de la tarde, ayuda a prevenir las grietas y fisuras en los pezones.

Masajear los pechos 1 o 2 veces al día, después del quinto mes de embarazo, esto te ayudará a identificar tu tipo de pezón y familiarizarte con él.

Sujeta uno de tus pechos con ambas manos, una de cada lado del pecho y realiza presión hacia el pezón unas 5 veces, repítelo cambiando las manos de posición, esta vez una arriba y otra abajo del pecho.

Deja que la piel de tus pechos y pezones respire manteniéndolos al aire por cierto tiempo.