Saltar al contenido

Beneficios de la leche materna

Lactancia materna

Beneficios de la leche materna. Como madre quizás escuchaste que lo más recomendado es mantener la lactancia materna durante un periodo mínimo de seis meses.

¿En realidad reporta alguna ventaja el periodo de lactancia? No hay duda de que La leche materna es el mejor alimento que puede obtener tu bebé. Sobre todo durante los primeros meses de nacido.

Son varios los periodos de la lactancia o etapas de la leche materna. Pero no cabe duda que es el alimento perfecto para nuestro bebé, tanto que la leche se va a ir adaptando a cada etapa de su crecimiento y sus requerimientos.

La composición de la leche materna va a cambiar junto al desarrollo de tu bebé. En su primera fase tendremos el calostro, que es la primera leche que nuestro bebé requiere, llena de anticuerpos necesarios para el recién nacido.

A medida que cambia la producción de leche materna también va cambiando su composición.

Obtenemos la leche de transición, que es la que sigue luego del calostro, hasta obtener la leche madura, que va a ser el alimento principal para nuestro bebé desde los primeros 6 meses hasta el año de edad como mínimo.

Beneficios para el bebé

¡Son innumerables los beneficios que puede obtener un bebe amamantado!.

  • Favorece a que él bebé tenga un mayor coeficiente intelectual.
  • El calostro de los primeros días tiene un alto contenido en proteínas y es el alimento perfecto para satisfacer las necesidades del recién nacido.

Esta leche de apariencia entre blancuzca y amarillenta, es rica en nutrientes y anticuerpos que tu bebé necesita justo después de nacer.

Proporciona gran cantidad de defensas inmunológicas y estimula el desarrollo de su propio sistema inmunológico, contiene una sustancia llamada inmunoglobulina A secretora.

  • Ayuda a reducir la absorción de bilirrubina y los problemas de ictericia.
  • Si el bebé ingiere la leche materna suficiente, eliminará el excedente de bilirrubina a través de las heces.
  • Tiene un efecto laxante y se digiere fácilmente, lo que previene los problemas relacionados con su sistema digestivo, como la diarrea, el estreñimiento y cólico.
  • La leche materna ofrece la combinación ideal de nutrientes para el bebé, incluyendo las vitaminas, proteínas y grasas que necesita.
  • Proporciona anticuerpos de la madre y alarga el periodo de inmunidad natural.
  •  Reduce el riesgo a presentar enfermedades respiratorias, tienen menos infecciones en el oído y enfermedades respiratorias incluyendo asma.
  • Disminuye el riesgo de desarrollar obesidad, la cantidad de leche consumida es autorregulada y el niño aumenta el peso justo.
  • Los cambios de sabor, según la alimentación de la madre, preparan al niño para aceptar mayor variedad de alimentos.
  • Favorece el correcto desarrollo de la mandíbula, los dientes y el habla. El acto de succión contribuye al avance de la mandíbula del bebé alcanzando una posición apropiada alrededor de los 8 meses. 
  • Crea un fuerte vínculo entre madre-hijo, esto a su vez favorecen la autoestima del niño y la relación con la madre.
Beneficios de la leche materna para el bebé

Provechos para la madre

Amamantar es beneficioso para tu salud y bienestar como madre en muchos sentidos, todas las ventajas de dar pecho empiezan desde la primera toma.

En el momento del primer contacto piel con piel con tú bebé, experimentas una unión física y emocional, estos sentimientos aumentan al liberar hormonas. Esta condición reduce el riesgo de depresión posparto.

  • La prolactina produce una sensación de calma que te permite relajarte y enfocarte en tu hijo.
  • La oxitocina también conocida como la hormona del amor o la hormona de las caricias, promueve un fuerte sentido de amor y apego entre los dos.

Esta hormona, que se libera durante el proceso de lactar, actúa para regresar el útero a su tamaño regular rápidamente y reduce el sangrado post-parto.

  • La lactancia materna puede contribuir a que tengas a una recuperación del parto mucho más rápida.
  • Estudios científicos han demostrado que las mujeres que han amamantado, experimentan índices más bajos de padecer cáncer de seno y de ovarios en sus vidas.
  • Al amamantar, reduces el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, artritis reumatoide y enfermedades cardiovasculares.
  • De hecho la lactancia materna contribuye a disminuir problemas de presión arterial y colesterol alto.
  • También te ayuda a perder peso de forma natural. Dar de mamar consume entre 450 y 500 calorías al día, lo que te favorece como mamá a perder peso más rápidamente después del embarazo.

No solo ayuda a la mamá desde el punto de vista físico sino también con el tiempo de la mamá, ya que esta puede extraer su leche materna, congelarla almacenarla y conservarla de manera correcta cuando necesite volver a su trabajo o dejar a su bebé al cuidado de otra persona.

Beneficios de la leche materna para la madre

Beneficios de la leche materna después de los dos años.

En los últimos años, médicos y pediatras han puesto énfasis en los beneficios de la leche materna para los bebés.

Sin embargo nosotras como madres muchas veces los olvidamos, casi siempre damos el pecho por acto reflejo, sin pensar en los beneficios incluso a largo plazo.

Aunque el mínimo recomendable es amamantar durante los seis primeros meses, deberías considerar la lactancia prolongada como una opción.

Amamantar por un tiempo prolongado, quizás dos años o más, tus probabilidades de sufrir cáncer de seno, quistes, u osteoporosis se reducen considerablemente.

El bebé amamantado por un periodo prolongado tiene menor probabilidad de padecer diabetes, enfermedades del corazón, trastornos del sistema nervioso, defectos dentales e infecciones de oído.

La leche materna no pierde sus propiedades con el paso del tiempo.

A partir del primer año de lactancia, la cantidad de grasa en la leche aumenta con respecto a los primeros meses.

Dando como resultado un alimento completo y nutritivo para un lactante mayor y de mayor calidad que la leche de fórmula o de vaca.

Por esa razón, un bebé mayor de un año que toma pecho, obtiene en promedio 1/3 de las necesidades calóricas y proteicas diarias a través de la leche materna.

Beneficios de la leche materna frente a la artificial

No hay duda de que la leche materna es el mejor alimento para tu bebé, sin embargo, en ocasiones a algunas madres nos toca decidir dar a nuestros hijos leche artificial por diferentes motivos o razones.

  • La principal ventaja de la lactancia materna frente a la lactancia artificial son sus propiedades nutricionales.
  • La leche materna contiene todos los nutrientes necesarios para el sano y completo desarrollo de tu bebé.
  • Se obtiene de manera inmediata ya que no hay que comprarla ni prepararla y siempre está disponible.
  • Si bien es cierto que optar por la lactancia artificial para alimentar al recién nacido también es una alternativa válida, hay que considerar las desventajas.
  • A diferencia de la lactancia materna, la leche artificial no tiene propiedades inmunológicas.
  • La digestión de la leche de fórmula es más pesada y tu bebé puede sufrir de cólicos, llenarse más rápido de gases o padecer estreñimiento.
  • Tiene desventajas en sentido económico, hay que gastar dinero para obtener todos los elementos necesarios como biberones, esterilizadores y la leche.
  • Se debe invertir tiempo en prepararla, probar su temperatura, preparar todos los objetos y si hay que salir de casa debes cargar con todos ellos.
Beneficios de la leche materna frente a la artificial

Leche materna beneficios hasta que edad.

La composición de la leche materna cambia conforme crece tu bebé, de modo que satisface las necesidades en sus diferentes etapas de desarrollo. No cambia su sabor sino también sus concentraciones de grasas, proteínas, carbohidratos como la lactosa, vitaminas y minerales.

Los niños mayores de dos años que toman pecho siguen disfrutando de los beneficios inmunológicos de la leche materna aunque con un porcentaje menor. Sin embargo las ventajas amamantar por más tiempo no solo se observan a corto plazo, sino años después del destete.

Numerosos estudios señalan que la leche materna no pierde sus nutrientes con el tiempo y que después del primer año es más rica en grasa y energía. La edad promedio para dejar de amamantar es hasta que la madre y el niño quieran.