Saltar al contenido
Lactancia materna

Posiciones para amamantar acostada

Posiciones para amamantar acostada

¿Cómo amamantar acostada, puede ser una de las mejores posiciones para alimentar a tu bebé?. La primera posición en la que das de mamar inmediata al parto o cesárea.

Este primer contacto con tu bebé te permitirá liberar la hormona oxitocina, que además de ESTIMULAR LA PRODUCCIÓN y la bajada de la leche materna, estimulará las contracciones de tu útero para que vuelva a su tamaño normal.

Pero adoptar esta postura para alimentar a tu bebé, también tiene sus variantes, continúa leyendo, te mostraremos cuales son las más comunes. Hablemos de las posturas para amamantar acostada.

Amamantar acostada o tumbada

Tumbada o acostada es una de las posturas para amamantar más cómodas para muchas mujeres porque les evita tener que levantarse para amamantar a sus bebés y les permite DESCANSAR MEJOR por la noche.

Existen diferentes posiciones para alimentar a tu bebé acostada, entre las más comunes son, Acostada Tradicional, Acostada de Lado, Acostada con el bebé encima, Acostada inclinada sobre el bebé.

Acostada Tradicional, es la primera mejor posición para iniciar la lactancia. Tumbada en la cama con tu bebé acostado, su cara quedará en frente de tu pecho.

La barriga del bebé quedará junto a ti. Apoya la cabeza sobre una almohada para amamantar bebés doblada o un COJÍN DE LACTANCIA que también te servirá para sostener la cabeza de tu bebé.

Acostada de Lado, reposando en la cama barriga con barriga al bebé, puedes apoyarlo con un almohadón de lactancia para que se sostenga y no se voltee. Es una postura eficaz cuando has tenido una cesárea.

Acostada con el bebé encima, recostada de espalda, el bebé sobre tu pecho. Sujetando la frente del bebé, para evitar que la nariz se tape con el pecho.

El almohadón de lactancia es útil para que no estés en una posición tan horizontal. Si tienes una gran producción de leche, para evitar que el bebé se atore, es ideal esta posición.

Acostada inclinada sobre el bebé, es una posición muy poco usada y poco conocida, se recomienda en pezones planos o invertidos.

Posturas de lactancia para evitar gases

Un bebé con gases es una experiencia muy incómoda par la madre. Es que definitivamente todas las madres buscamos siempre lo mejor para nuestros hijos.

Y por eso que a la hora de lactar nos preocupa si lo que hacemos lo estamos haciendo bien. Si tu bebé llora y reconoces por la presión en su barriga que la causa son los gases, debes evaluar tu técnica de lactancia.

Posturas de lactancia para evitar gases
Además de comodidad, vigila el buen agarre y la correcta succión de tu bebé para evitar los molestos gases.

Sin embargo expertos sugieren varias posiciones que puedes probar para evitar los gases. Las posiciones recomendadas son la posición de rugby y tumbada en cruz, reclinada o sentada.

Sentada y con la espalda apoyada en un sillón cómodo con orejeras y si es posible una MECEDORA DE LACTANCIA, el bebé en tus brazos, acúnalo barriga con barriga.

Posiciones de rugby o posiciones de futbol americano el bebé en tu costado, su cara adelante de tu pecho y los pies hacia tu espalda. Usar un cojín debajo de su cuerpo, hará la experiencia más cómoda.

¿Produce gases amamantar acostada? Si hay una buena técnica de buen agarre lactancia y correcta succión no habrá entrada de aire. Por lo que como ya mencionamos no hay posturas correctas o incorrectas.

Posición Acostada de Lado
Amamantar Acostada de lado, permite el buen acople del bebé al pecho.

Por lo que si prefieres amamantar acostada la barriga de tu bebé debe estar en contacto con la tuya como ya te lo explicamos para garantizar un agarre correcto lactancia.

Sin embargo si tu bebé retiene muchos gases en esta posición y no logras un buen acople, prueba Tumbada en cruz con el bebé, mientras tú estás boca arriba el bebé estará boca abajo apoyando su cabeza en tu pecho formando casi la letra T.

Cual es la correcta posición para amamantar acostada

Nadie ni siquiera un experto en lactancia puede decir cual es la posición correcta para amamantar. La posición ideal será la que te haga sentir cómoda a ti y a tu bebé.

Posición biológica de la lactancia

De todas las posiciones de amamantamiento, esta postura te permite relajarte y disfrutar del buen momento al interactuar directamente con el bebé. Es amamantar en una posición cómoda.

Como verás en la imagen, en la posición biológica, estar acostada es lo natural, en su variante un poco inclinada, es la posición que se adopta para amamantar de inmediato.

Posición biológica Natural
De todas las posiciones para la lactancia materna, es de las posiciones cómodas para amamantar.

Su variante pudiera ser inclinada. Esta postura lo que busca es un agarre espontáneo del bebé, por ello es que cuando tu bebé está recién nacido si coge bien el pecho es la posición ideal.

Además de que tu espalda está reposada lo que te permite relajarte y descansar al mismo tiempo que alimentas a tu bebé.

Entre los beneficios de la posición biológica para tu bebé se puede mencionar el agarre profundo al pecho gracias a la gravedad. Además facilita que el bebé no tenga tensión muscular.

El contacto visual que tienen ambos y los beneficios del contacto piel a piel facilita estrechar el vínculo.

Esta postura no es únicamente para amamantar al recién nacido, es útil para alimentar a bebés en cualquier etapa de lactancia materna.

¿Dar el pecho tumbada es malo?

Como ya te mencionamos, no hay posturas malas, lo malo es el mal uso de las TÉCNICAS PARA AMAMANTAR.

La posición correcta como amamantar a un bebé te brindará comodidad tanto a ti como a él. No debe causarte dolor ni entorpecer la succión del bebé.

Posiciones para amamantar al bebe

AMAMANTAR TUMBADA O ACOSTADA es la posición biológica natural que te permite reposar y mantener siempre el contacto visual con tu bebé, por lo que existe razones para pensar que sea malo.